Problemas frecuentes en la cinta de correr

Sin duda alguna, uno de los elementos más usados para adelgazar o ponernos en forma son las máquinas de correr. Nunca falta una persona que dura hasta dos y tres horas caminando en ellas creyendo que así va a bajar de peso más que los demás.

Nunca faltan aquellos que creen que son expertos en el aparato y ni siquiera saben caminar en él. Lo mismo pasa con aquellos que creen que el proceso es sencillo y ni siquiera preguntan cómo usarlas, se caen, se lastiman y terminan en el hospital por ni siquiera leen las instrucciones que incluye el aparato en alguna parte del tablero de funciones.

Hay distintos errores como los mencionados anteriormente que se cometen día tras día y se deben evitar. Los más comunes para muchos son:

Correr todo el tiempo en la caminadora.

El cuerpo humano se adapta fácilmente a todo. Apenas el siente que puede controlar la situación se prepara para otras parecidas. Si siempre corres en la máquina, lo recomendable es varias las intensidades del entrenamiento porque el metabolismo va a quemar la misma cantidad de calorías siempre.

A parte, la cinta es plana y no hay obstáculos que evadir. Si siempre corremos sobre un piso plano a la misma inclinación, las rodillas pueden deformarse e incluso los huesos de la cadera pueden mostrar señales de dolor y eso no es lo que se busca. Si se va a hacer ejercicio para luego quedarse en el hospital, lo recomendable es quedarse en casa viendo la televisión.

Lo recomendable es buscar una función manual donde nosotros determinemos qué es lo que queremos y en qué condiciones tanto de inclinación como de velocidad se va a trabajar. Empezar desde cero con un nivel de altura muy alto, solo va a producir dolores en la rótula y los talones, a menos que subas una montaña diaria y las piernas estén acostumbradas a ese ritmo de movimiento.

No culminar los entrenamientos: Si te aburres mientras estás en la máquina, lamento decirte que nunca vas a lograr los objetivos deseados o esa no es tu máquina para entrenar. No cumplir con los tiempos de la máquina o los propuestos por ti, solo van a derivar en una pérdida de tiempo porque el cuerpo no se va a sentir motivado a quemar las grasas.

Lo recomendable siempre es culminar los entrenamientos y realizar un plan de trabajo que permita fijarse metas en el corto, mediano y largo plazo.

No utilizar la máquina correctamente: Si no utilizas bien el aparato y eres de los que corre, brinca o busca hacer entrenamientos extraños en una máquina que se hizo para correr, lamento decirte que solo buscarás lesiones e incluso la muerte por una contractura o golpe muy fuerte.

Lo recomendable siempre es utilizar la máquina para lo que es y en caso de que se tenga dudas preguntar a un personal capacitado o experto.

Las máquinas de ejercicios se han modernizado con el paso de los años, sin embargo, no dejan de perder ese estilo manual que toco corredor o amante del ejercicio busca porque es importante mantenerlo. Si se pierde, puede derivar en problemas graves para las personas. Lo recomendable es consultar con un médico para evitar cometer errores graves.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.