Plan entrenamiento cinta de correr

Antes de comenzar con una rutina de entrenamiento en la cinta de correr debes preparar un plan. El primer aspecto que deberás agregar a tu plan de entrenamiento son tus medidas y peso. En cuanto a medidas podrás señalar tu estatura y, solo si lo deseas, podrás tomar una cinta métrica y obtener los números en centímetros de tu cintura, muslos, brazos u otras zonas de tu cuerpo que actualmente posean exceso de grasa. Por supuesto, no olvides subirte a la balanza y tomar nota de cuántos kilos estás pesando. Para lograr hacer una comparación real y justa deberás agregar la fecha en la que obtuviste los números mencionados anteriormente.

 

Luego de tomar nota de tus medidas y kilos, el siguiente paso serán los objetivos. Comienza colocando en tu plan de entrenamiento los objetivos a corto plazo, como por ejemplo, apuntarte al gimnasio. Luego, agrega los objetivos a largo plazo, indicando cuántos kilos esperas disminuir, en cierta cantidad de tiempo y, por supuesto, cuál sería tu peso ideal.

Con la información anterior podrás investigar cuál rutina de ejercicios sobre la cinta de correr es la más indicada para ti. En caso de que no tengas acceso a esta información lo mejor será que converses con un entrenador y le muestres los datos que escribiste anteriormente, es decir, tus medidas, tu peso y tus objetivos. Solo así podrás determinar, junto al profesional capacitado, cuáles serán los ejercicios ideales para tu cuerpo.

Cuando hayas obtenido el entrenamiento que seguirás en los próximos días no olvides tomar nota de él en tu plan, a fin de que puedas realizarlo al pie de la letra. Es importante que agregues todos los aspectos que lo involucren, así sean los más obvios, como por ejemplo cambiar la velocidad de la cinta de correr.

En tu plan también deberás cuál será el método que emplearás para estar sobre la cinta, por supuesto, este será el recomendado por tu entrenador o, en todo caso, el más acorde a tus objetivos. Con lo anterior nos referimos a si deseas utilizar la cinta de correr solo para caminar o, en su defecto, para trotar y correr.

Muchas personas suelen utilizar la máquina de correr exclusivamente como un método de calentamiento previo al resto de su entrenamiento con otro tipo de máquinas que, por lo general, incluyen pesas. Sin embargo, todo dependerá de los objetivos que tengas actualmente y de lo que deseas alcanzar con tu plan entrenamiento cinta de correr.

No olvides tener en cuenta la duración de la rutina y los niveles que deberás colocarle a la máquina. Por lo general, cuando las personas comienzan con una rutina de entrenamiento suelen usar el nivel más bajo de la cinta, de manera que puedan ir adaptando a su cuerpo a los cambios que empezará a sufrir en las próximas semanas. Por ello es recomendable que tomes nota y dejes claro cuáles serán los niveles con los que iniciarás y, por supuesto, con cuáles finalizarás.

Hablando de la etapa final de la rutina de entrenamiento, no estará completo si no agregas cómo cerrarás el ciclo de ejercicios del día. Este puede ser volviendo a la cinta de correr, en un nivel más bajo, o en su defecto estirándote mediante movimientos en el área de las piernas y caderas.

Como dato adicional es im portante la dieta que deberás seguir para lograr los objetivos que, inicialmente, planteaste. Recuerda que no lograrás bajar de peso o mantener tu figura si no eres una persona responsable y sigues, al pie de la letra, la dieta que hayas escogido por decisión propia o junto a tu nutricionista de confianza.

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.