Entrenamientos de cinta de correr de 40 a 60 minutos

Las cintas de correr son una de las máquinas de gimnasio más fáciles de utilizar. Si te interesa iniciar un entrenamiento de cardio en este tipo de dispositivos, a continuación descubrirás una rutina que tenemos especialmente preparada para ti. ¿Estás listo? ¡Vamos allá!

Calienta tu cuerpo

Toda rutina de entrenamiento debe iniciar con un calentamiento. Para ello necesitarás estirar suavemente tus brazos, manos, piernas y pies, esto podrás hacerlo mediante movimientos. Sin embargo, también deberás preparar tus caderas, puesto que se verán involucradas en el entrenamiento de cinta de correr que hemos preparado para ti.

El calentamiento descrito anteriormente deberá durar entre 5 a 10 minutos. Su objetivo final será preparar tus músculos para los movimientos que enfrentará a continuación.

Una vez hecho el calentamiento deberás preparar a tu cuerpo con otra forma de calentar, esta vez involucrarás a todas las zonas de tu cuerpo. Dirígete a la cinta de correr y activa su primer programa, el más leve. Ahora solo tendrás que subirte y empezar a caminar durante, máximo, 10 minutos.

El calentamiento sobre la cinta de correr hará que todo tu cuerpo entienda, de forma clara, que próximamente deberá activarse y empezará a perder líquido, mejor conocido como sudor. Solo así podrás preparar correctamente a tu cuerpo y, finalmente, obtener los resultados que más desees.

Define la duración de tu entrenamiento y ¡comienza!

Cuando haya transcurrido el tiempo indicado del calentamiento llegará el momento de iniciar el entrenamiento real. Antes de ello deberás saber cuánto tiempo deseas invertir en él, lo importante es que sepas que mínimo tendrá que durar 40 minutos y, máximo, 60.

En este momento tendrás que programar la máquina en el segundo nivel, de manera que la velocidad aumente y te permita comenzar a trotar de forma leve. Si tu decisión fue realizar un entrenamiento de 40 minutos, la duración del segundo programa, es decir, del trote, deberán ser 20 minutos; por el contrario, si escogiste 60 minutos, te recomendamos trotar durante 25 o 30 minutos.

Recuerda que durante el trote deberás mantenerte hidratado, puesto que comenzarás a sudar. Por ello es realmente importante que te lleves al gimnasio tu propia botella de agua y, sobre todo, que la tengas a la mano cuando estés sobre la cinta de correr. Esta recomendación la hacemos porque, generalmente, hay personas que realizan pausas para hidratarse, sin embargo, esto no es precisamente lo más recomendable, puesto que al detenerte el ritmo de tu cuerpo disminuirá y cuando desees retomar la actividad del trote te costará.

Cuando haya transcurrido el tiempo indicado anteriormente, el cual corresponde al segundo programa de la cinta de correr, llega el momento de empezar a correr. Para ello solo tendrás que activar el último programa de la máquina, cuya velocidad será lo suficientemente alta para obligarte a acelerar el paso.

En una rutina de entrenamiento de 40 minutos esta etapa deberá durar 20 minutos. En el caso de los entrenamientos de 60 lo mejor es que asignes de 30 a 35 minutos a la última etapa. Igual que en los casos anteriores, te recomendamos no detenerte durante los minutos señalados.

Finalmente, si consideras que tu cuerpo aún posee suficiente energía y te sientes preparado para superar otro nivel, puedes informarte sobre la posibilidad de elevar la cinta de correr y, así, agregarle dificultad a tu rutina de entrenamiento. Es importante tomar en cuenta que esta opción la ofrecen solo algunas máquinas, así que no siempre tendrás al alcance la posibilidad de incluir esta opción en tu rutina.

En caso de que la máquina con la que estás trabajando sí te permita elevarla y simular una zona empinada, te recomendamos mantener el ritmo, sin detenerte ni hacer pausas, durante 5 o 10 minutos. Este lapso de tiempo es extra o adicional al entrenamiento que te recomendamos anteriormente, así que, solo deberás agregarlo si realmente sientes que tu cuerpo está lo suficientemente enérgico y tú te sientes preparado.

Al finalizar el entrenamiento no te detengas repentinamente, lo mejor es que vayas disminuyendo el nivel y, si lo deseas, puedes programar nuevamente la máquina con los niveles que fuiste aumentando a lo largo de los 40 o 60 minutos recomendados, solo que ahora todo irá en retroceso. Una vez que llegues al primer nivel de la máquina, camina durante 5 minutos y ¡listo! Así habrá acabado tu rutina de entrenamiento.

Ahora que conoces un entrenamiento de cinta de correr de 40 a 60 minutos, ¿por qué no te compras una, mira nuestra guía de recomendadas? Con ella lograrás mantener tu figura actual o, si lo deseas, bajarás esos kilos de más si eres una persona constante, responsable y mantienes correctamente la rutina desde el primer día.

Recuerda que 60 minutos sobre la cinta de correr es el máximo tiempo recomendado para hacer ejercicio en esta máquina.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.