Como empezar con la cinta de correr

Ya hemos visto los beneficios de la cinta de correr es un aparato ideal para podernos entrenar o mantenernos en casa, sobre todo en los meses de más frío en los que no queremos quedarnos todo el invierno sin hacer nada de ejercicio. podríamos decir que hay muchas formas diferentes para ejercitarnos.

Lo bueno que tiene es que hace que tu cuerpo se ejercite con un movimiento totalmente natural, con la obvia diferencia de que no hay desplazamiento hacia adelante y no necesitamos una gran distancia o espacio para realizarlo. Por lo demás salvo algunas cintas de correr baratas, que no tienen motor y el movimiento es meramente por inercia, las cuales no imitan bien el todo salir a correr en exteriores.

Con ella realizamos un ejercicio constante que nos permite mover todas las articulaciones al mismo tiempo y por lo tanto realizar un movimiento que será positivo para mantener la elasticidad de los tendones, los cuales cuando realizamos una vida sedentaria o nos movemos demasiado poco tienden a resentirse con el riesgo que conlleva realizar ejercicio sin cuidado posteriormente. Bajo mi punto de vista realiza un impacto medio, tenemos que tener unas buenas zapatillas de correr cómodas y elásticas para evitar darle demasiada presión a la rotula sobre todo, pero desde luego es mucho peor correr en exteriores en superficies duras como la carretera.

13607594773969-0-680x276

 

Es válida para todos los niveles, tanto personas con un alto sobrepeso que tengan que empezar a caminar para recuperar movilidad, y sobre todo por eso que comenté de tener cuidado con los tendones y las articulaciones de hacer un calentamiento previo correcto para no sobrecargar la zona y acabar teniendo lesiones como una tendinitis que nos pueden dejar sentados sin poder ejercitarnos unas cuantas semanas.

En caso de hacer carrera podemos elegir entre un buen rango de velocidades entre trote y carrera, cuanto más rápido sea el ejercicio mayor gasto calórico y los beneficios pero antes tendremos que acabarlo, es ideal tanto para entrenar como adelgazar.

En multitud de modelos podemos modificar la pendiente, lo que aumentará considerablemente la resistencia y nos mejorará la respiración y musculatura, algo muy utilizado como comentamos en los ejercicios de alta intensidad. En estos casos te recomendamos una pendiente máxima del 4% para correr y en torno al 5-8% para caminar.

¿Cómo es la primera vez si hace tiempo que no hago ejercicio?

Si estás empezando y vas a usarla por primera vez es más recomendable es comenzar andando, especialmente si llevas mucho tiempo sin hacer ejercicio o caminar durante al menos una hora al día. Cuando tengas cierta resistencia o sobre todo si te ves confortable y sin cansarte demasiado, puedes empezar a correr dos o tres días por semana dejando un día entre medias por lo menos para descansar. Sobre todo es importante realizar un calentamiento previo y un estiramiento posterior al ejercicio.

Una forma para calentar adecuadamente es andar durante cinco minutos e ir aumentando la velocidad o pendiente a medida que notemos las piernas más sueltas. Posteriormente tenemos que volver a bajar el nivel hasta andar unos minutos y estirar los músculos para que se relajen adecuadamente

Las cintas de correr no son recomendables para personas con problemas de espalda, rodillas o tobillos, para estos ejercicios es mejor la bicicleta estática por ejemplo, pues el movimiento es más fluído pues nos ayuda la máquina.

¿Cúal debo comprar?

Estos son ejemplos de modelos sencillos y bastante económicos para empezar, son de las más utilizadas y por algo será.

geoT

La Cinta de correr Geo T95 en torno a 495€ (Descuento aplicado del 17%) que tiene unas características estupendas y es de las más vendidas para principiantes.

550-1414665718-db04df0dbaeca51

La Fytter RUNNER RU-01R  por un precio de 265€ con unas características bastante buenas

Si aun no tienes la tuya y te lo estás planteando, te recomiendo leerte nuestros consejos de compra.

Leave a Reply